Way of The Wicked

Sesión 24

Los incursores verdes atacan el cuerno

Pre-sesión

El retorcido Imp revoloteaba de un lado para el otro del laboratorio, inquieto. Se maravillaba de cómo su amo había conseguido transformar en sólo unas semanas aquella gran estancia, de una mazmorra lúgubre y poco luminosa, en un auténtico santuario de Asmodeo, y un taller de creación de poderosos objetos forjados con la magia sacrílega de su Señor Oscuro.

Asmodeus_-_Eric_Deschamps.jpg

El amo Maldrek estaba tratando de concentrarse, quemaba hierbas que hacían salir del fuego extraños colores azulados, que se tornaron rojizos y oscuros cuando el amo pinchó con un estilete en forma de diablo a una rata viva, ensartando su boca y derramando su sangre sobre la mezcla. Sin duda, se preparaba para realizar otro oscuro ritual en algún objeto, para encantarlo con magia sacrílega.

Amo Maldrek, cuéntemelo por favor, aún no me ha dicho nada

El revoltoso Imp saltaba de un sitio para otro

Para qué quieres saberlo?, estoy ocupado, estoy trabajando en un nuevo objeto…

Un mueca cruel asomó a su cara

Si me contáis más cosas de sus compañeros del Nudo, podré ayudarle mejor Amo

Espetó astuto y retorcido el pequeño diablo

imp_by_willdan-d6h1gsx.jpg

Está bien Imp, te contaré nuestra aplastante victoria sobre los invasores. Convocamos mediante uno de los cuervos al Nudo Invernal. Pretendíamos exigirles información de porqué no habíamos sido informados del ataque del Inquisidor Harkon. Elise alegó haber enviado mensajeros para alertarnos, y lo cierto es que por algún extraño motivo, la creo. El encuentro con el 7º Nudo fue peor que en otras ocasiones. El tiempo que el 7º y el 9º Nudo pasaron en la mansión del Maestro ambos grupos se enzarzaron en arduas discusiones. Pude contemplarlo desde la distancia. Pero esta vez fue más intenso. El odio entre nuestros dos Nudos podía palparse en el ambiente.
La primera noticia de que algo iba mal vino porque parte de los hombres de Hatcher, incluido el asesino mediano que trabajaba para Turek. Sospechando que algo podía ir mal, decidimos en reunión del consejo del Nudo iniciar una partida de búsqueda.

Lo sé amo, yo estaba presente en ese consejo

No me interrumpas Imp!. La partida de caza fue liderada por Turek, aunque Deimos le ayudaba limitadamente. Tenemos suerte de contar con el hombre bestia entre nosotros. El Maestro fue muy inteligente al reclutarle como parte de Nesus. La gracia de Asmodeo nos sonrío, y quiso el Señor Oscuro que la bestia encontrase el rastro de nuestros esbirros, y además que encontrase el más difícil de encontrar rastro de nuestros atacantes. Todo se trataba de una trampa. El rastro era falso, preparado para llevarnos hasta una zona del Bryer donde un grupo de aventureros nos aguardaba. La lluvia de la primavera y una ligera neblina complicaba mucho nuestro trabajo. Y aún me sorprende cómo pudo la bestia encontrar esos rastros, más cuando se trataba de expertos habitantes del bosque aquellos que nos habían preparado esa trampa.

Captura_de_pantalla_2016-10-31_a_las_10.31.06.png

La emboscada se volvió en su contra, el asesino y Turek se aproximaron por detrás de la zona de la emboscada, y nos facilitaron información de la ubicación de nuestros atacantes.
Descargamos sobre ellos todo el fuego y la ira de Asmodeo, el Señor Oscuro traiga sobre nosotros su impío favor. Los enemigos estaban preparados, habían lanzado sobre ellos magia que los protegía de nuestro fuego destructor. Después entenderíamos porqué.
Cuando la batalla hubo terminado, más brevemente de lo que me hubiese gustado, ya que apenas pude descargar mis golpes sobre los impíos enemigos de la verdadera Fe, saqueamos sus maltrechos cadáveres. Rotos por los golpes y garrazos de la Bestia. El cadáver del gnomo hechicero, el que parecía el jefe del grupo, llevaba un diario, en el que descubrí la pérfida traición de Elise Zadaria y los suyos..juro que la ira de Asmodeo les golpeará implacablemente.

Captura_de_pantalla_2016-10-31_a_las_12.05.27.png

Comments

dmartind_81 DrHeiter

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.