Way of The Wicked

Sesión 23

Capturando la sangre del Victorioso

Hexor contemplaba divertido cómo su hermano despertaba de su mágico letargo. Vexor había entrado en un profundo sueño que le había llevado muy lejos, hasta el plano infernal en que ambos hermanos habían sido creados. Pero ahora, la silenciosa llamada de la pesadilla de cenizas le había devuelto hasta el Cuerno de Abbadon una vez más.

f65b2be0815298a4261818b8ce814f92.jpg

Van a padecer el dolor de la pesadilla.

Saludó Hedor a su hermano mientras este terminaba de reconstituirse.

Es un espectáculo que no me quiero perder.

Horas después, en el primer nivel del Templo, la oscuridad, el miedo y el dolor comenzaban a cobrar forma. Ritual que se producía cada año, la misma noche en que varios sacerdotes y sirvientes de bajo nivel habían muerto abrasados por el fuego cegador de los hechiceros del Victorioso.

La criatura, una vez conformada, salió de la habitación. Desde las sombras, ambos demonios contemplaban divertidos el espectáculo de dolor y muerte. Poco a poco, hasta tres humanos cayeron consumidos por las cenizas y el dolor. El cazador tenía hambre, y su apetito no podía saciarse fácilmente. Mañana ya no estaría, pero esta noche, se alimentaría con los cuerpos y las almas de tantos vivos como pudiese.

Bloodborne-Guide-Laurence-01.jpg

Su alegría comenzó a desvanecerse cuando vieron salir a toda velocidad a la bestia Turek. Ambos demonios custodio habían probado las afiladas garras de plata del cambiante, y sabían que con él en juego, la diversión no podía tardar mucho en desvanecerse. La sombra de cenizas resultó ser un rival demasiado fuerte para el guerrero, este dirigió a los hombres a su alrededor para que uno de ellos tocase la campana de alerta, e hizo frente a la criatura, que le dejó medio muerto. Al rato aparecieron el resto de miembros del Nudo Infernal que se había hecho con el control del Cuerno. Sin embargo, no eran rival para el poder de la criatura, y decidieron que debían abandonar el cuerno.

Los dos hermanos contemplaban divertidos cómo todos los seres vivos del Templo lo abandonaron con toda la presteza de la que eran capaces. Lo que pasó a continuación, esos largos momentos de espera, lo ignoran por completo, pues su visión y poder se limita al interior del Templo.

Finalmente, el Noveno Nudo volvió a entrar…

Interesante novedad

Susurró en silencio Vexor a su hermano, ya totalmente reconfigurado en este plano.

La criatura de sombras y ceniza, al verse acorralada, hizo uso de su poder, y vomitó sobre los nuevos enemigos un chorro de odio y temor. Todos huyeron aterrados, todos salvo el nuevo sacerdote del Dios-Diablo. Aquel al que los dos Demonios custodio odiaban más. Finalmente, tras una muy dura lucha, la criatura Turek, una vez más esa maldita bestia de garras y furia animal. Destruyó al espectro de la muerte.

skinwalkers.jpg

Días después, todo en el templo ha transcurrido soporíferamente. En la sala de guerra del Nudo escuchan cómo los miembros de Nesus planeaban sus próximos movimientos. Un ataque al orfanato de Farholde, para acabar con un mocoso que les estaba haciendo competencia en la ciudad, y el asalto a un tal Valin Darian. Pocos días después han regresado al templo con un maltrecho caballero al que han encerrado en las celdas superiores. El impío sacerdote, ayudado por el enloquecido enano, ha comenzado a torturarle en seguida.

cavalier_by_ianllanas-d6notq1.jpg

Pero lo peor de todo, es que dos diablos más, que por algún motivo obedecen, más o menos, al sacerdote asmodita, también han entrado en el templo. Si los collares no les atasen, todos los diablos del templo serían expulsados sin duda. Malditos mortales…

c6dd717db29e0180ee56d66552805a96.jpg

0c024e2aede9d8491f7ba86051463ffc.jpg

Comments

dmartind_81 dmartind_81

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.